TÚ, OTRA VEZ

Durante la carrera de medicina hice buenas amistades. Aunque no debían ser muy buenas si prácticamente no duró ninguna más allá de los 7 años que anduve por la facultad. Yo creo que era cosa del edificio, no me daba buena espina y el mejor rincón que tenía nadie sabía que existía. El puñado de amigos que conservo ha vivido conmigo muchas risas, más cotilleos, un MIR y algunas lágrimas. Eso une, aún en la distancia.

Los otros, los ninguno, los "no te entiendo ", los "de verdad que lo siento", los "ya te llamaré " y los "¿qué he hecho?" pasaron a la historia. De hecho han pasado tantos capítulos tras ellos, que casi hasta los he olvidado. Todos tuvieron su momento. Me enseñaron buenas lecciones: ser yo misma, ser sincera, ser valiente y a no escatimar en autoestima.

La excepción es una persona llamada Y. que puede que lea esto algún día y se sienta identificada. Sí, tú. Hasta ahora mi mejor amiga, cómplice, compañera de prácticas y de la vida. Por alguna razón siempre sentí que quedaron muchas palabras sueltas y cabos mal atados. Fuiste alguien que me hizo papilla los sesos por preguntarme tanto qué había salido mal. Lo único que aprendí contigo es que nunca hay que meter a terceras personas entre tú y yo.

No la he vuelto a ver en años y aún sigo queriendo respuestas de ella. Ilusa, por creer que una amiga es como una hermana y que duraría para siempre. Siempre está muy lejos. Lo gracioso de esto es que la vida ha volteado de una manera tan burlona que me ha llevado a conocer a alguien exactamente igual. Mismo carácter, edad similar, una mujer actual y moderna, con intereses comunes y relación próxima. Alguien que por cercanía ha querido ofrecerme su amistad. Aunque yo ya no estoy para emociones fuertes. Que busque a otra con quien compartir los trucos de cocina y los blogs que sigue. Yo me tomo las copas en compañía de gente menos complicada y me río mucho más.

Esta entrada es para Y. donde quiera que se encuentre. Sé feliz, amiga.

Comentarios

Mi foto
 
Médico Residente de Familia | Loca, positiva, extravagante | Llevo un resumen de mis vivencias en el bolso y perfume de vainilla | Novia de un enfermero | Como buena filósofa: viajo a pie por la vida | Bloggera | Cinéfila | Abogada frustrada | Apasionada sin remedio | iPhonizada | Mi color favorito es el verde-azul | Florista, jardinista, colorista, dominguista | Me gustan las ovejas y perros lanudos y los hombres poco velludos | Feminista | Mi relación más larga hasta ahora ha sido con Vodafone | Optimista | Me gusta la lluvia en Agosto, las papas fritas y los zapatos de firma | Neurótica | Urbanita y Londonita | Me gusta vivir como los lirios | Bicho de costumbres fijas | Oula | Soñadora profunda | Mis películas favoritas son las que se cantan | Odio que la gente hable de lo que no conoce como si lo hiciera | Siempre empiezo por el postre | Camino con las aves | Por las mañanas soy un despojo humano | Eurofan, Olimpifan y Mundialifan | Me puedes conquistar con aros de cebolla | Buscadora de conchas | Isleña | Hago la croqueta en la cama | Pragmática | Me gusta aparcar cerca del sitio al que voy | Aun cuando llego a casa después de hacer deporte, subo en ascensor | Me gustan las cosas que brillan | Intensa | Pintora | Salvajita | Pelúa |